ANÁLISIS DE ULTRASONIDO

Este método estudia las ondas de sonido de baja frecuencia producidas por los equipos que no son perceptibles por el oído humano.

Ultrasonido pasivo: Es producido por mecanismos rotantes, fugas de fluido, pérdidas de vacío, y arcos eléctricos. Pudiéndose detectarlo mediante la tecnología apropiada.

El Ultrasonido permite:

  • Detección de fricción en maquinas rotativas.
  • Detección de fallas y/o fugas en válvulas.
  • Detección de fugas de fluidos.
  • Pérdidas de vacío.
  • Detección de "arco eléctrico".
  • Verificación de la integridad de juntas de recintos estancos.
  • Erosión.
  • Corrosión.
  • Pérdida de material cerámico en álabes o en placas aislantes.
  • Roces entre álabes fijos y móviles.
  • Decoloraciones en álabes del compresor, por alta temperatura.
  • Pérdidas de material de los álabes del compresor que se depositan en los álabes de turbina o en la cámara.
  • Deformaciones.
  • Piezas sueltas o mal fijadas, sobre todo de material aislante.
  • Fracturas y agrietamiento en álabes, sobre todo en la parte inferior que los fija al rotor.
  • Marcas de sobretemperatura en álabes.
  • Obstrucción de orificios de refrigeración.

Daños por impactos provocados por objetos extraños (FOD, Foreign object damages).

Se denomina Ultrasonido Pasivo a la tecnología que permite captar el ultrasonido producido por diversas fuentes.

  • El sonido cuya frecuencia está por encima del rango de captación del oído humano (20-a-20.000 Hertz) se considera ultrasonido. Casi todas las fricciones mecánicas, arcos eléctricos y fugas de presión o vacío producen ultrasonido en un rango aproximado a los 40 Khz Frecuencia con características muy aprovechables en el Mantenimiento Predictivo, puesto que las ondas sonoras son de corta longitud atenuándose rápidamente sin producir rebotes. Por esta razón, el ruido ambiental por más intenso que sea, no interfiere en la detección del ultrasonido. Además, la alta direccionalidad del ultrasonido en 40 Khz. permite con rapidez y precisión la ubicación de la falla.

La aplicación del análisis por ultrasonido se hace indispensable especialmente en la detección de fallas existentes en equipos rotantes que giran a velocidades inferiores a las 300 RPM, donde la técnica de medición de vibraciones se transforma en un procedimiento ineficiente.

De modo que la medición de ultrasonido es en ocasiones complementaria con la medición de vibraciones, que se utiliza eficientemente sobre equipos rotantes que giran a velocidades superiores a las 300 RPM.

Al igual que en el resto del mundo industrializado, la actividad industrial en nuestro País tiene la imperiosa necesidad de lograr el perfil competitivo que le permita insertarse en la economía globalizada. En consecuencia, toda tecnología orientada al ahorro de energía y/o mano de obra es de especial interés para cualquier empresa.

Si quieres tener más información sobre análisis de ultrasonidos llámanos al 91 110 40 15
o escríbenos a (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. )

Top